El presidente, a terapia

Escrito por 29 noviembre, 2021Notas de prensa

Del 07 de diciembre 2021 al 09 de enero 2022.

  • Llega por primera vez a Madrid El electo, la exitosa comedia sobre la ambición política con texto de Ramón Madaula y dirección de Cándido Pazó
  • Fernando Coronado interpreta a un presidente del Gobierno afectado por un grotesco tic nervioso que amenaza con arruinar su discurso de investidura
  • Antonio Mourelos encarna a un singular psiquiatra, enfrentándose a Coronado en un debate dialéctico que explora los efectos del poder y las terapias
  • Un espectáculo en el que se desvelan desde el humor los hechos de la vida que marcan futuros y vocaciones
  • El electo se ha presentado ya en versión versión catalana, valenciana y gallega, y se ha traducido también al euskera y al francés

El electo

MATERIAL DE PRENSA

«Siempre me inquietó saber cuáles son las motivaciones reales que llevan a alguien a ser presidente de su país. Una responsabilidad que rehuiríamos la mayoría de los ciudadanos. Sospecho que además de la ambición de poder o de las ansias legítimas de mejorar el mundo hay otros motivos que quizás ni el mismo candidato conoce. A partir de esta premisa inventé El electo, una ficción sobre un presidente que el día de su discurso de investidura descubre los verdaderos motivos que lo trajeron a donde lo trajeron». Con estas palabras se acerca el dramaturgo Ramón Madaula a esta comedia que llega por primera vez a Madrid tras una exitosa gira nacional, con versiones en catalán, valenciano, gallego y castellano y próximas traducciones al francés y euskera. La pieza, dirigida por Cándido Pazó, podrá verse en el Teatro Quique San Francisco del 7 de diciembre al 9 de enero.

Fernando Coronado (Alfonso Castañeda en El secreto de Puente Viejo) se pone en la piel de un recién elegido presidente del Gobierno enfrentado a un inesperado problema: un grotesco tic nervioso amenaza con arruinar su solemne discurso de investidura. Antonio Mourelos (de series como Fariña, El tiempo entre costuras, Cuéntame…) interpreta al locuaz psiquiatra que acude para atenderlo. Poder, terapias, traumas infantiles y los males de la política actual salen a la luz en la batalla dialéctica llena de humor que libran médico y gobernante.

La versión catalana de El electo resultó finalista en el Torneo de Dramaturgia de Temporada Alta. Sobre la pieza, ha dicho la crítica: «Al objetivo de lograr un divertimento entretenido ayudan las excelentes interpretaciones de Fernando Coronado y Antonio Mourelos que logran hacer creíbles el papel del político mediocre y del psiquiatra charlatán. En algunos momentos, casi nos hacen creer que estamos ante algunos personajes de actualidad (y no lo digo solo por lo de los tics). También este tipo de teatro que entretiene y divierte es muy necesario en una sociedad en la que cada vez nos reímos menos» (Antonio Illán, ABC).